Abonadora Parte III

Rauch

La marca hermana de Kuhn, la alemana Rauch, presenta una gama muy similar a la de su homóloga francesa pero ampliando la oferta con algunos modelos interesantes. Por ejemplo, en la serie Axis ofrece el modelo Axis-E 50.1 EMC W, con todas las ventajas ya comentadas, pero además sustituyendo el accionamiento hidráulico de los discos por motores eléctricos, gracias a la toma de 400 voltios. Esto supone una mayor eficiencia energética, menos riesgo medioambiental por escapes de aceite, más capacidad de control (los motores eléctricos pueden cambiar de revoluciones o apagarse/encenderse más rápido) y una apuesta segura de cara al futuro de la mecanización eléctrica.

Las abonadoras grandes de Rauch también incluyen el interesante sistema Axmat de calibración automática. Ya presentado en Agritechnica 2013, donde ganó la medalla de oro junto con el desarrollador de electrónica MSO, se trata de un sensor de radar cuádruple instalado en un brazo que sobresale a un lado del disco centrífugo, que va escaneando durante el trabajo los gránulos de abono en el aire para comprobar si la proyección de abono es correcta, o si por cambios en las propiedades físicas del granulado el vuelo de los gránulos se desvía de su trayectoria óptima.

foto 3 (FILEminimizer)

En este caso el sistema modifica el abanico de proyección cambiando el punto de descarga sobre el disco, lo cual corrige también la anchura útil de abonado y la dosificación. Según el fabricante, con un escaneo del sensor Axmat (< 1 min) se evita realizar la comprobación de la regularidad de la distribución transversal y de la anchura útil con el sistema tradicional de cajas en campo y pasadas consecutivas (> 15 min).

La marca alemana también ofrece complementos para las abonadoras, como el chasis con ruedas (FGS) que permite a un tractor pequeño trabajar con grandes máquinas suspendidas convirtiéndolas en semisuspendidas. Para aumentar la autonomía de abonadoras suspendidas, se ofrece el carro remolcado TWS 7010. Se trata de una tolva remolcada de gran capacidad (8.200 l) detrás de la cual se puede colgar una abonadora centrífuga convencional (Axis o MDS) que va siendo rellenada por el sistema de sinfines y conductos del TWS. Se trata de una interesante forma de aumentar la capacidad de trabajo de máquinas más pequeñas, reduciendo tiempos accesorios de recarga.

Una evolución de este concepto para grandes productores es la abonadora centrífuga Axent 100.1. Es una abonadora remolcada de gran tamaño (9.500 l de capacidad de tolva, hasta 50 m de anchura útil de proyección) que está pensada tanto para esparcir granulados con alta precisión, como para distribuir abonos pulverulentos sin problemas de atascos. Esto lo consigue gracias a un doble sistema de distribución, intercambiable, localizado en la parte trasera de la tolva.

En un caso el equipamiento Axis-PowerPack impulsa abonos granulados gracias a la fuerza centrífuga de dos discos, de forma idéntica a la de las abonadoras más pequeñas (Axis); en caso necesario la parte de atrás de la Axent puede ser cambiada por el Lime PowerPack para distribuir abonos pulverulentos gracias a unas cintas transportadoras que lo sacan de la tolva a velocidad regulada (kg/min) y a un par de discos con paletas adaptados para optimizar la proyección de abonos de pequeña granulometría, con anchura útil de hasta 15 metros.

Fuente Innovagri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *