Abonadora última parte

Aguirre

El fabricante español ofrece una gama suficientemente extensa para las necesidades de la mayoría de los clientes peninsulares. Así, la parte más alta de la lista está formada por la serie de abonadoras DP44, que incluyen características que poco tienen que envidiar de los fabricantes internacionales.

foto 7 (FILEminimizer)

Por ejemplo, cuenta con tres niveles de regulación: hidráulica, proporcional al avance y sistema de peso en continuo, opcional. El control electrónico proporcional al avance (DPA) se programa desde el monitor electrónico, también disponible en dos versiones, la básica y la Apollo, que integra la señal de un GPS y el pesaje en continuo. Estos modelos pueden lanzar abono con caudales de hasta 350 kg/min, y poseen capacidades de tolva de entre 1.900 y 3.500 litros.

Para mayores necesidades Aguirre ofrece los modelos AD5000 y AD7000 (abonadoras de doble disco arrastradas) con hasta 7.000 kg de capacidad de tolva, 24 m de anchura útil máxima y la pendular AP5000. Para necesidades medias se ofrecen las series AC de abonadoras centrífugas suspendidas, con tolvas de chapa o poliéster entre 600 y 3.500 kg, y la serie P de pendulares suspendidas con tolvas entre 450 y 1.400 litros.

Gil

El fabricante de Daganzo, bien conocido por sus sembradoras, también ofrece una pequeña serie de abonadoras bajo la marca comercial Jolly. Por ahora se centra en cuatro modelos, Jolly-900, 1500, 2000 y 3000, que identifican la capacidad en litros de sus respectivas tolvas. Son máquinas sencillas y robustas, fabricadas en acero inoxidable, con anchura máxima de esparcido de 24 m y tolva abatible.

foto 8 (FILEminimizer)

Incluyen, como novedad técnica destacada, un sistema de agitación especial mediante rejillas vibratorias sobre los dos discos de proyección, lo cual ofrece una garantía adicional frente a posibles atascos y aglomeraciones por productos higroscópicos. El fabricante también ofrece como opción un kit para la regulación automática del abonado proporcional al avance DPA.

 

Consideraciones finales

Como hemos visto, las novedades tecnológicas en las grandes marcas (y en algunas de las pequeñas) van por el camino de las calibraciones automáticas (gracias a sensores de peso, de inclinación, a regulaciones precargadas, etc.) hacia el control automático de la anchura de trabajo (modificando el punto de descarga en disco o con sensor de radar), el control de secciones de forma independiente, y el control de todas las funciones vía Isobus.

Fuente Innovagri

www.innovagri.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *