Abonadoras Parte II

Kuhn

El fabricante galo ofrece una gama amplia de abonadoras, principalmente de discos. Los modelos se agrupan en las series MDS (los más pequeños, con hasta 24 m de anchura útil), y Axis (los mayores, hasta 50 m). Kuhn completa la gama con abonadoras neumáticas de la serie AGT (no distribuidas en principio para España) y con la serie UKS de fertilizadoras de gravedad, para localizar abono o aplicaciones especiales (sal, cal, etc.). En el cuadro II se muestran sus características.

cII

En toda la gama MDS (Multi disc system) se ofrece la posibilidad de operar las trampillas de salida de forma mecánica (de serie), hidráulica o electrónica. Además, en los modelos 12.1 y 19.1 se puede instalar un regulador automático del caudal proporcional al avance del tractor (tipo DPAE). Existen complementos para distribución en hileras (frutales, vid) y en líneas (hortalizas).

En las versiones MDS Q, la activación/desactivación automática de las trampillas en cabeceras y en las esquinas de las parcelas permite obtener aún más eficiencia y precisión. Es destacable el sistema Telimat para control de abonado en lindes. Se trata de un accesorio compuesto por una caja con palas deflectoras que se activa automáticamente desde cabina mediante un actuador hidráulico.

Es posible dotar a estas abonadoras de un monitor electrónico avanzado (Quantron A) que también es compatible con la aplicación de dosis variable (VRA) en combinación con un GPS. Para ayudar a la calibración de estas máquinas (y del resto de las series) Kuhn también facilita en su página web www.kuhn.es una aplicación para ajustar caudales y dosis dependiendo del fertilizante y del modelo de máquina.

La segunda gama de Kuhn, las abonadoras serie Axis, suponen un salto importante de tecnología. Incluso las más sencillas incorporan sistemas para la dosificación precisa del abonado, independientemente del caudal aportado o sus características físicas. Se trata, por ejemplo, del sistema CDA (Coaxial distribution adjustement), que modifica el punto de caída del abono haciendo girar el apoyo de la tolva, para conseguir una distribución siempre regular, no influenciada por el “efecto dosis” (irregularidad de la distribución transversal al aumentar la dosificación) ni por la granulometría.

Los modelos medios de la serie Axis incorporan sistemas electrónicos para el ajuste automático del caudal en función de la velocidad de avance (DPAE, en el monitor Quantron E-2), que además pueden gestionar por separado las aperturas del disco izquierdo y derecho. El sistema de pesaje continuo de la tolva se compone de dos células de carga en la parte inferior del chasis, para calcular con precisión el caudal expulsado por segundo.

Los modelos superiores de la gama tienen grandes tolvas y capacidades de automatización por Isobus. La funcionalidad estrella es la denominada Varispread. Este sistema asistido por GPS garantiza que la apertura de las válvulas está siempre correctamente adaptada en función de la anchura de trabajo que se necesita en ese momento. A diferencia de otros fabricantes, se trata de un control de secciones en tramos someros (hasta 4 tramos por lado),  que corta el flujo (cierra la trampilla de descarga sobre los discos) independientemente en el disco derecho y en el izquierdo, para reducir la anchura total o adaptarse a lindes.

En las cabeceras, la función Optipoint ayuda a determinar el punto ideal en el que deben abrirse y cerrarse las trampillas para cada tipo de abono. Esta función tiene su importancia, pues muchos agricultores tienden a abrir el caudal en el mismo punto cuando comienzan una nueva línea, sin caer en la cuenta de que para cada tipo de abono la distancia de vuelo será diferente, y el punto de inicio de la proyección de abono deberá ajustarse en cada caso.

figura 2 (FILEminimizer)

Un sistema que Kuhn presenta como exclusivo es el llamado EMC o control electrónico de la masa de abono en cada disco (figura 2). Existe en dos versiones, dependiendo del sensor que se monte en los discos centrífugos en cada modelo: la versión H posee discos de accionamiento hidráulico, y el sensor mide la presión del aceite en el circuito hidráulico para obtener información sobre la cantidad de abono que está en movimiento sobre dicho disco; en la nueva versión M los discos se accionan mediante la toma de fuerza y la caja de cambios correspondiente, y el sensor mide el par motor de accionamiento sobre el eje del disco que produce la masa de abono.

En ambos casos, si se observa que el disco no está girando a la velocidad óptima (poca presión de aceite, o elevado par) se ajusta automáticamente el caudal de abono en cada disco para mantener la dosis en el óptimo fijado. Según el fabricante, este sistema EMC permite reducir el consumo de combustible al mantener bajo el régimen del motor y es insensible a cambios de inclinación o velocidad de la máquina. Precisamente el modelo Axis H 50.1 EMC W recibió el prestigioso premio a la innovación de Asabe (la asociación americana de ingenieros agrónomos).

Fuente Innovagri

www.innovagri.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *