Agricultura tradicional VS Agricultura de conservación

Hoy en día se resalta la importancia de la AC Agricultura de Conservación como alternativa al Laboreo intensivo del suelo por contribuir en el control de la erosión, el aumento de la materia orgánica y la disminución de las emisiones de CO

En éste cuadro comparativo tenemos los puntos más destacados que diferencian a la Agricultura Convencional y la Agricultura de Conservación.

Agricultura convencional Agricultura de conservación
Laboreo del suelo por medio de maquinaria que rota la tierra. Supresión del laboreo, de manera que se realice la siembra sin la alteración mecánica del suelo.
Quema de desechos de la cosecha anterior. Aumento de emisión de CO2 Mantenimiento de una cobertura vegetal del suelo, de manera que, al menos, quede cubierto un 30% de su superficie por restos vegetales. Disminución de emisión de CO2
Monocultivos. Puede favorecer aparición de plagas, malas hierbas y enfermedades.  Programar rotaciones o diversificación de cultivos en cultivos anuales.

En la mayoría de las fincas donde se practica la agricultura de conservación, se ejecutan menos operaciones en el campo. Por esta razón los agricultores necesitan menos equipos y los costos, tanto de la mano de obra como del combustible, se reducen. Además del hecho de que el número de aperos puede ser reducido, en el caso de las fincas mecanizadas el tamaño del tractor puede ser menor; en la agricultura tradicional por lo general, para arar es necesario un tractor más pesado.

Aquí les dejamos un video muy interesante donde se compara el suelo en la agricultura tradicional y en AC Agricultura de Conservación.

 

Video del programa “Aquí la Tierra” de TVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *