La forma obligatoria de actuar por parte de los agricultores de cereal para evitar el nacimiento de incendios.

Debido a las condiciones meteorológicas de calor extremo, la Consejería de Medio Ambiente ha ampliado el estado de alerta por el gran riesgo de incendios forestales, especialmente en las provincias de Castilla y León donde se superarán los 33 grados.

Durante estos días, los agricultores están recolectando cereal y dicha situación extrema les provoca incertidumbre, es por ello que desde la COAG-Castilla y León anuncian que se puede utilizar aquellas cosechadoras que posean matachispas para la zona del monte. Sin embargo, está prohibido su uso cuando la temperatura supere los 30ºC y la velocidad del viento sea mayor a 30 km/h.

Imágen obtenida de: www.econoticias.com

En cuanto a las medidas obligatorias para áreas de monte o en la franja de 400 metros del mismo donde exista la situación de alerta (según la Orden FYM/510/2013) deberá:

  • Determinar un plan de vigilancia en el cual una de las personas vigile mientras se realiza la cosecha.
  • Poseer medios de extinción suficientes (como mínimo dos mochilas extintoras cargadas de agua y dos batefuegos) como medio de control ante posibles incendios.
  • La maquinaria deberá poseer las correctas condiciones de revisión periódica y mantenimiento.
  • Ejecución de labores perimetrales en su caso para dificultar la propagación del fuego.

Cabe destacar que dichas medidas se dan para momentos de peligro alto de incendios. Pero cuando la situación es más extrema, se aumentan las medidas quedando prohibido el uso de ahumadores, fuego y maquinaria en el monte.

Por todo lo expuesto desde la COAG-Castilla y León recomiendan extremar las precauciones en la realización de labores agrarias con el objetivo de reducir al mínimo los riesgos de incendio.

Noticia extraída de: www.abc.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *