Novedades tecnológicas en abonadoras

En varias entradas hablaremos sobre el mercado de la maquinaria de fertilización mineral, novedades e innovaciones.

Constantino Valero. UPM.

El grupo Kverneland fue adquirido no hace mucho por la japonesa Kubota en su estrategia de internacionalización y diversificación. Sin embargo este fabricante no ha perdido su filosofía de innovación tecnológica que otorga a sus productos unas características especiales.

Bajo la marca VICON ofrece una abonadora centrífuga suspendida de tamaño medio  RotaFlow RO-C, RO-M, y las más grandes de la gama RO-XL,

Según el modelo, la máquina cuenta con sensores de peso (al menos una célula de carga) que posibilita calcular el caudal real (kg/min) que está saliendo por la tolva, y ajustarlo proporcionalmente a la velocidad de avance, para que la dosis no se vea afectada. El segundo caso (EDW Geospread) lo comentaremos más adelante, por su especial interés.

Para la campaña actual, Vicon ha introducido varias mejoras en sus máquinas. Por ejemplo, ahora es posible montar el accesorio para abonado en lindes en toda la gama de discos, controlable desde cabina. El sistema TrimFlow puede ser instalado ahora tanto a izquierdas como a derechas, incluso en ambos lados para parcelas muy estrechas. También se ofrecen unas nuevas placas antibarro para evitar que las salpicaduras de las ruedas ensucien los órganos de dosificación, si bien su uso en nuestras condiciones no parece muy necesario. El nuevo chasis para almacenar la máquina la hace más fácil de mover con una telescópica o grúa. Las abonadoras también tienen ahora luces LED para mayor visibilidad y durabilidad y la anchura máxima de trabajo ha aumentado hasta 54 m en las RO-XL dependiendo del tipo de fertilizante empleado y de las placas de salida instaladas.

Para ayudar en la calibración y manejo de estas abonadoras, Vicon ofrece tanto en su página web (www.viconspreadingcharts.com) como en aplicaciones (AutosetApp) para smartphones, o integrado en sus terminales Isobus IsoMatch Tellus. En cualquiera de estos casos, es sencillo realizar la calibración de la máquina conociendo las características del abonado a repartir (granulometría, densidad) y la dosis que queremos aportar. Dependiendo del modelo de la máquina, las regulaciones se realizan automáticamente (actuadores electrohidráulicos) para adecuarse a la cantidad de fertilizante por hectárea requerida.

Pero sin duda el modelo estrella de Vicon es el que incluye el sistema Geospread (figura 1). Se trata de una combinación de dispositivos electrónicos, hidráulicos y mecánicos que automatizan por completo la dosificación correcta del abonado en cada zona de la parcela con precisión, permitiendo incluso ajustar la dosis superficial a lo indicado por un mapa de aplicación cargado previamente en el terminal, y controlado por GPS.

figura 1 (FILEminimizer)

Para hacerlo posible, la máquina viene equipada con varias células de carga (que van monitorizando continuamente la cantidad de abono en tolva, y por tanto el caudal –kg/min– aportado). También cuenta con sensores de inclinación. A nivel de los discos cuenta con dos actuadores hidráulicos en cada disco (doble disco) que regulan tanto el punto de descarga del fertilizante sobre el plato giratorio, como el caudal aportado (según la apertura de la ventana de descarga). Adicionalmente la zona de proyección está equipada con divisores adicionales y puede además montar los accesorios para abonado en lindes.

Todo ello, unido al terminal especial IsoMatch Geocontrol, permite convertir a una máquina de hasta 54 m de anchura útil en una abonadora inteligente modular que abre/cierra secciones de proyección en tramos de sólo 2 m de ancho (hasta 24 secciones). Esto permite a la máquina ir modificando su anchura útil para adaptar la dosis, para evitar solapamientos en zonas por las que ya ha pasado o linderos, o para adaptarse a condiciones cambiantes de velocidad o pendiente. La modularidad es notable, pudiendo interrumpir la proyección en uno o ambos extremos a la vez, o en el centro del abanico de proyección, de forma totalmente adaptable. Hasta hace poco las abonadoras de proyección no se consideraban las más adecuadas para realizar dosificación variable, pero desde luego esta tecnología parece ideal para implementar estrategias de agricultura de precisión.

El sistema Geospread de Kverneland es parte de una estrategia más global para las máquinas del grupo, denominada iM Farming. Se trata de dotar a las máquinas de dispositivos que las hagan más fáciles de usar, más eficientes y más inteligentes, de una forma gradual. La estrategia se puede implementar en pasos consecutivos, que la compañía denomina iM Ready, iM inControl, iM Global e iM Intelligent, que no son más que sucesivos sistemas complementarios que incluyen más electrónica, nuevas funcionalidades Isobus o aplicaciones modulares de software.

Fuente Innovagri

www.innovagri.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *